Régimen coreano de belleza, principios fundamentales

#

Régimen coreano de belleza, principios fundamentales

 

Cuando Diana Guevara nos preguntó acerca de la innovación coreana en temas de belleza, nos dejó una larga, pero muy divertida, tarea de investigación. Lo primero que aprendimos es que el tan famoso régimen de belleza coreano, lleva pasando de generación en generación desde hace mucho tiempo, 700 AC aproximadamente.

Siglos de conocimiento, experimentación y práctica, han aportado a la industrialización y globalización del régimen coreano de belleza. Resulta que obtener piel de porcelana ahora está al alcance de todas nosotras. Aquí te dejamos los principios fundamentales de “lo que ellas saben y nosotras no”

  1. Limpiar
  • Remover el maquillaje

Mientras más aprendíamos sobre la rutina de belleza coreana, más clara nos quedaba la importancia del proceso de limpieza de nuestra piel. Remover la totalidad del maquillaje de tu rostro es sumamente importante, pero es solo uno de los tres pasos de limpieza.

Para remover de mejor manera todos los productos y maquillaje, de larga duración que nos encantan, puedes utilizar paños húmedos a base de aceite de arroz integral o un algodón empapado con un tonificador – limpiador a base de agua de rosas o extracto de lavanda.

Recuerda que la clave de la rutina de belleza coreana es encontrar productos con extractos y esencias naturales.

  • Limpiador facial a base de aceite

El segundo paso en el proceso de limpieza, debe incluir un limpiador facial a base de aceites, los productos con aceite de bambú o extracto de papaya funcionan de maravilla.

El limpiador facial que escojas, debe cumplir la función de remover las impurezas aceitosas de tu piel, como por ejemplo los restos de bloqueador solar. Es preferible que busques un producto de contextura suave que puedas aplicar con las yemas de tus dedos, mientras masajeas tu rostro para una mejor absorción.

  • Limpiador facial a base de agua

Este paso removerá todas las impurezas que los limpiadores anteriores no retiraron de tu piel, lo que buscas utilizar aquí es el conocido limpiador facial que genera espuma al aplicar. Utiliza uno a base de té verde para asegurar una limpieza profunda, incluso lograrás retrasar el proceso de envejecimiento de tu piel.

  1. Exfoliar

Una vez que tu piel se encuentra limpia es necesario que te asegures de remover la piel muerta que queda en la superficie, utiliza un exfoliante de grano pequeño, ultra ligero. No pierdas la línea natural de tu régimen de belleza y busca un producto natural a base de uva o chocolate, estos dos elementos tienen agentes antioxidantes y regenerantes.

  1. Tonificar

Después de un triple proceso de limpieza y exfoliación, tu piel necesita un poco de tonificación, lo que buscas es restaurar el pH de tu piel, después de haberla limpiado profundamente. Los tonificantes a base de glicerina, manzanilla o miel son perfectos para esta parte de tu rutina. Recuerda siempre seleccionar un producto acorde a tu tipo de piel.

  1. Esencias

El producto que buscas para este paso de tu rutina, debe prometer acelerar la renovación celular, los productos coreanos para este paso, contienen concentrado de levadura fermentada y vitamina B3. Estos son los ingredientes que reparan, nutren y protegen tu piel a nivel celular, dejándola lista para absorber los tratamientos del siguiente paso.

  1. Suero

El suero es una versión más concentrada de la esencia, debe contener mucha vitamina C, para que la piel se beneficie de su efecto antioxidante. En este punto quieres insertar un tratamiento o mascarilla a base de BHA para limpiar los puntos negros, si ese es un problema común en tu piel.

  1. Hidratar

Fundamental, después de dejar tu piel limpia, libre de toda impureza, debes hidratarla profundamente, así evitas resequedad y pérdida de definición. Busca el mejor hidratante para tu tipo de piel y recuerda que un humectante no es su equivalente.

  1. Crema de ojos

La piel de nuestros párpados, tanto superiores e inferiores, es más delgada y sensible que en el resto de nuestro rostro, por lo que deberás humectarla con un producto especializado para ojos. Sería ideal que apliques un producto a base de ginseng en el contorno de tus ojos.

Recuerda que al aplicar cualquier producto en tus párpados debes hacerlo de manera muy suave. Ligeros golpecitos con las yemas de tus dedos funcionarán mejor que un masaje en esta zona tan delicada.

  1. Protección solar

No hay mucho que decir en este punto, ya sabemos que no podemos dejar de usar protección solar a diario, incluso si no estaremos a la intemperie.

 

Como puedes ver, el régimen de belleza coreano es mucho más detallado al que estamos habituadas. Inicialmente te puede resultar tedioso buscar tantos productos e investigar sobre sus componentes antes de decidir cuál tendrá mejores resultados. Recuerda que siempre puedes adquirir kits completos de belleza coreana y que incluso algunas marcas occidentales ya han desarrollado productos con las características necesarias para este fabuloso régimen de belleza.

Posts Relacionados

Deje su comentario

5 × 2 =